Esta semana hemos rehabilitado las conejeras de Casaldomar en las que antiguamente se criaban conejos. Para ellos se levantaron a mediados de los años cuarenta estos pequeños y cuidados adosados. El paso del tiempo y el clima húmedo de Galicia han conseguido tapizar los tejados de musgo, briófito que actualmente se encuentra en protección en la península ibérica, creando una imagen costumbrista y enxebre. Una estampa que, sin duda, llamará la atención de nuestros huéspedes

Estos animales no son los únicos que se criaron en Casaldomar. También existen en la finca antiguas caballerizas y cuadras. Parte de ellas han sido remodeladas y acondicionadas para la elaboración de nuestro vino albariño.

Conejeras de la casa rural Casaldomar, en CarrilPalomar de la casa rural, Casldomar

Conejeras de la casa rural Casaldomar

 

 

 

 

 

 

 

 

Call Now Button