Si por algo es conocida la villa marinera de Carril, además de por sus famosas almejas, es por la Isla de Cortegada. Esta isla, perteneciente al Parque Nacional de las Islas Atlánticas, también es llamada “El Bosque Flotante”, ya que en sus 54 hectáreas encierra el mayor bosque de laureles del sur de Europa. Estuario y bosque virgen; la combinación de estos dos ambientes en un pedazo de tierra tan pequeño da lugar a un ecosistema irrepetible. Una zona de transición en la que las mareas mezclan en su justa medida el agua dulce con la salada, creando un clima óptimo para el cultivo de bivalvos. Este tesoro natural se encuentra a escasos metros de Casaldomar por lo que es, sin duda, una visita obligatoria para nuestros huéspedes amantes de la naturaleza.

Bosque de laureles de la Isla de Cortegada Pino manso de la Isla de Cortegada

Playa de la Isla de Cortegada

Ermita Virgen de los Milagros

La empresa local Corticata ofrece varias opciones para conocer Cortegada. Una buena alternativa es contratar el traslado y la ruta interpretativa. Para llegar a la isla se puede coger una embarcación en el puerto de Carril o, si la marea lo permite, cruzar andando. Pero, ¡ojo! la marea sube tan rápido como baja, así que debes tener previsto un bote de regreso si no quieres quedarte en tierra. La visita guiada organizada por Corticata transcurre por senderos acondicionados que se adentran en el corazón de la isla y delimitan su perímetro. Podrás recorrer el frondoso bosque de laureles y, de la mano del guía, conocer el pasado y el presente de la historia de Cortegada: los primeros pobladores, su donación al rey Alfonso XIII y la actual recuperación de su titularidad para el dominio público. La ruta incluye también la visita a todos los puntos emblemáticos de la isla: la ermita de la Virgen de los Milagros, las ruinas de la aldea, playas, arenales de conchas… así como un análisis de la peculiar fauna y flora.

Paseo por la Isla de Cortegada (Carril)

Playa de la Isla de Cortegada Playa de Conchas de la Isla de Cortegada

En palabras de nuestros huéspedes, la visita a Cortegada es “una experiencia totalmente inesperada”. “Es como sumergirte en la naturaleza más inexpugnable a escasos metros de la ciudad”. Una visita 100% recomendable que te permitirá entender el fuerte vínculo emocional que los carrilexos mantienen con la que denominan “su isla”. Y es que Cortegada es a Carril tanto como Carril es a Cortegada.

 

Call Now Button