Septiembre es sinónimo de vendimias en Casaldomar; una actividad que más allá de servir para recolectar la uva, año tras año vale de excusa para reunir a amigos y familiares.

Las horas bajo las viñas se amenizan con las risas de nuevas historias pero, también, recordando las pasadas. Por ello, este año desempolvamos imágenes que nos hacen rememorar las miles de anécdotas que anualmente nos deja la recogida de uvas.

Como si de una fábrica de recuerdos se tratara, nos sentimos orgullosos de que gracias a nuestros huéspedes, cada vez son más las historias que se viven en esta casa y que, día a día hacen grande al hotel Casaldomar.

Jóven con una escalera sobre la cabeza en la vendimia de 2006 en Casaldomar   Recolecta de uvas en la vendimia de 2006 en Casaldomar

Elaborando vino en la bodega de Casaldomar  Vendimiando en las parras de Casaldomar

Call Now Button